Citas al 7930 4344

Sigue nuestra pagina en Facebook

Noticias Destacas

Endoscopia ultra HD

Click

Tratamientos gástricos

Click

Detección temprana de cáncer

Click

Etiquetas

Hepatitis

Hígado Graso

Gastritis

Ulcera

Gastrostomías

Colon Irritable

Reflujo

Endoscopia

Cirrosis Hepática

Sangrado del Intestino Delgado

sangrado del Intestino Delgado: Causas, Diagnóstico y Tratamiento

¿Qué es el intestino delgado?

 

El intestino delgado es la parte más larga del tracto gastrointestinal. Se lo llama “delgado” porque es más angosto que el intestino “grueso” (también conocido como colon), pero es mucho más largo que el intestino grueso (4 metros o 14 pies en promedio). El intestino delgado es un órgano vital que participa en la absorción de nutrientes.

 

¿Qué es un sangrado del intestino delgado?

El intestino delgado es parte del tracto gastrointestinal y cuando ocurre un sangrado, significa que alguna anomalía en el revestimiento interior del mismo empezó a sangrar. El sangrado puede ser lento, lo que derivaría en anemia (bajo recuento sanguíneo), o puede ser rápido, lo que ocasionaría hemorragia. Aproximadamente 5 por ciento de los sangrados que ocurren en el tracto gastrointestinal provienen del intestino delgado y, en la mayoría de los casos, un endoscopio normal logra llegar hasta las anomalías causantes del sangrado (ver abajo). No obstante, debido a la longitud del intestino delgado y a que se ubica entre el estómago y el colon, puede ser difícil encontrar la fuente del sangrado.

 

¿Por qué sangra el intestino delgado?

Las causas para que el intestino delgado sangre son diferentes a las del colon y estómago. Las causas más frecuentes para que sangre el colon son los pólipos, la diverticulosis (bolsas que sobresalen en la pared del colon) o el cáncer. El sangrado del tracto gastrointestinal superior (esófago, estómago y duodeno) casi siempre se debe a la presencia de úlceras. A diferencia del colon y del tracto gastrointestinal superior, entre 30 y 40 por ciento de casos de sangrado del intestino delgado son debido a anomalías en los vasos sanguíneos de la pared del intestino delgado. Esos vasos sanguíneos anormales se conocen como angioectasias o malformaciones arteriovenosas, que se vuelven más frecuentes conforme envejece la persona y se vinculan a otros problemas médicos, como enfermedad renal crónica y enfermedad de las válvulas cardíacas. En la gente de más de 50 años, las malformaciones arteriovenosas son la causa más común para sangrado del intestino delgado. Entre otras causas para sangrado del intestino delgado están los tumores benignos (no cancerosos) y malignos (cancerosos), los pólipos, la enfermedad de Crohn (tipo de enfermedad inflamatoria del intestino) y las úlceras. Igual que con las úlceras estomacales, cuando éstas existen en el intestino delgado generalmente son resultado del consumo de antiinflamatorios no esteroides (AINES).

 

¿Cómo se examina el intestino delgado?

Existen varias técnicas para evaluar el intestino delgado. En la mayoría de casos, el primer paso es realizar una endoscopia y/o enteroscopia.  Entre las alternativas radiológicas están el seguimiento completo del intestino delgado o una tomografía computarizada (también conocida como exploración por TC) del intestino delgado. Actualmente, gracias a endoscopios especiales con globos inflables y mangas es posible realizar una enteroscopia profunda del intestino delgado. La última alternativa, normalmente utilizada sólo cuando los otros métodos fallan, es la enteroscopia intraoperatoria.

 

¿Qué es una endoscopia o una enteroscopia normal?

Los endoscopios y los enteroscopios son los instrumentos que utilizan los médicos para evaluar el estómago y el intestino delgado. La endoscopia consiste en el examen del intestino mediante un endoscopio. A veces, el término se utiliza concretamente para el procedimiento realizado con un endoscopio superior normal, pero también puede utilizarse más ampliamente para referirse a los exámenes que se realizan con cualquier tipo de endoscopio. La apariencia de los endoscopios y enteroscopios es la de un tubo largo y delgado que contiene una luz y una cámara en un extremo. Las imágenes obtenidas se muestran en una pantalla. Los endoscopios además tienen canales que permiten introducir instrumentos para tratar lesiones, obtener biopsias o marcar con un tatuaje la ubicación de alguna lesión a fin de ayudar al cirujano a localizarla.

 

El examen empieza con la administración de sedantes al paciente y luego, el médico atraviesa el endoscopio por la boca. Un endoscopio normal puede examinar el esófago, estómago y primera parte del intestino delgado, conocida como duodeno. En los casos en los que se cree que el sangrado proviene de alguna parte más profunda del intestino delgado, se puede utilizar un endoscopio más largo, conocido como enteroscopio. Ese tipo de endoscopio es capaz de llegar hasta la porción media del intestino, conocida como yeyuno.

Nuestra Clínica

- GASTROENDOSCOPICA INTEGRAL

 

- ENDOSCOPIA DIGESTIVA ULTRA HD

 

- COMO CONTACTARNOS

Etiquetas

Gastritis

Endoscopia

Hígado Graso

Cirrosis Hepática

Reflujo

Hepatitis

Gastrostomías

Ulcera

Colon Irritable

Contacto

GASTROENDOSCOPICA INTEGRAL

   Avenida Las Américas 7-62 zona 3

   Torre Pradera Xela Oficina 507,

   Quetzaltenango

   Teléfono: +7930.4344